¿Por qué se roban los catalizadores de los coches?

La crisis ha provocado que aumenten los casos de robos de catalizadores que se venden en el mercado negro para obtener el platino, paladio y cromo que contienen; metales estos muy cotizados en el mercado.
Últimamente no paramos de escuchar de las  bandas dedicadas al robo de catalizadores de vehículos. Más o menos estamos «familiarizados» con el robo de metales, como el cobre, porque asumimos que se pagan bien en el mercado negro. Pero ¿por qué se roban los catalizadores? ¿Es tan rentable?

catalizador-interior
Antes de nada, sería conveniente recordar qué es y para qué sirve el catalizador. Este dispositivo produce modificaciones químicas en los gases de escape de los automóviles antes de liberarlos a la atmósfera. Estas modificaciones tienen como fin reducir la proporción de algunos gases nocivos –principalmente, monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno– que se forman en el proceso de combustión.
El catalizador lleva un panel de cerámica que es impregnado con un recubrimiento de metales preciosos –paladio, rodio y platino– que, al entrar en contacto con los gases nocivos, reaccionan y generan gases nobles o inertes que resultan menos contaminantes cuando llegan a la atmósfera.
La vida útil del catalizador está alrededor de los 10 años, momento a partir del cual va perdiendo eficacia, si bien los metales siguen manteniendo sus propiedades y son reciclados para otros usos. Los catalizadores que ya han cumplido su servicio son reciclados en centros especializados mediante un proceso bastante complejo, donde se extrae el platino, el paladio y el rodio. Además son pocas las empresas autorizadas para realizar estas funciones.robo catalizador

¿Cómo los roban?

Los ladrones de catalizadores van equipados con herramienta específica para retirar estos dispositivos, aunque en ocasiones se limitan a cortar el tubo de escape o arrancarlos de un tirón atando una cadena a otro vehículo. Los principales objetivos de las bandas dedicadas al robo de los catalizadores son los vehículos industriales porque los catalizadores son de mayor tamaño –tienen más metal– y son más fáciles de retirar.

En los últimos tiempos, el robo de catalizadores se ha convertido en un quebradero de cabeza tan grande para las empresas de transporte que algunas de ellas han tomado la determinación de soldar los catalizadores de sus vehículos al tubo de escape para dificultar su robo.

¿Cuánto cuesta el platino?

El precio de los metales preciosos va siempre en función de lo que marca la bolsa y está sometido a fuertes fluctuaciones. Con la crisis económica de 2008 bajó bastante, aunque desde entonces ha ido repuntando y, actualmente, se sitúa por encima de los 1.100 euros, la onza –31,1 g–, con lo que el gramo se pagaría a unos 37 euros, mientras que la onza de paladio se cotiza a 660 euros –más de 21 euros el gramo.

Si tenemos en cuenta que en cada catalizador se puede encontrar de uno a dos gramos de platino, la «ganancia» por cada dispositivo sería de unos 80 euros en el mejor de los casos, a los que habría que restar los gastos de extracción –bastante laboriosos y, por tanto, costosos–. Por eso, el robo de catalizadores es una actividad controlada por bandas que buscan realizar robos masivos de catalizadores que luego venden en el mercado negro a operadores que se encargan de introducirlos en el círculo legal del reciclaje. Incluso ha habido casos de robos o atracos a desguaces para hacerse con catalizadores.

¿Qué pasa si te roban el catalizador?

En el aspecto mecánico, el robo del catalizador no debe causar ningún daño a tu vehículo más que el propio de los desperfectos, ya que el motor no pierde rendimiento por no llevar catalizador. De hecho, hasta hace poco había quien al viajar con su coche a África, desinstalaba el catalizador del mismo para que este no se dañara por el combustible de estos países, de una calidad sensiblemente inferior al que se suministra en Europa.

 

¿Qué se puede romper en tu coche en invierno?


Tu coche no tiene por qué averiarse más en invierno que en cualquier otra época del año… siempre que esté preparado para afrontar el frío. Así evitarás tener desagradables sorpresas…

coche-averiado
Es cierto que las mecánicas actuales de los vehículos están suficientemente preparadas para funcionar entre los -25 y +45 grados… pero no debemos confiarnos. Según un informe de CEA, el 25% de las averías que se producen en nuestro país se registran en esta época del año y están directamente relacionadas con las bajas temperaturas… ¿Cómo evitarlo? Preparando tu vehículo para los rigores invernales -por norma general, bastará con que sigas el plan de mantenimiento indicado por el fabricante de tu coche-. Así, asegúrate de que el aceite y el refrigerante del motor están en buen estado, que el sistema de alumbrado y desempañado de lunas funciona correctamente, sustituye la batería si percibes que empieza a perder eficacia -notarás que, al arrancar, le cuesta más poner en marcha al motor-… y, sobre todo, intenta que tu coche -duerma- resguardado del frío.

1. Batería

  • ¿QUÉ PASA? Se agota y, al dar el contacto, el coche no responde y no funciona ningún elemento eléctrico -luces,radio…-.
  • ¿QUÉ HAGO? Como medida de emergencia, coge unas pinzas y conecta tu batería a la de otro coche para arrancarlo. Sustitúyela cuanto antes.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? Sí; una batería dura unos cinco años. Pasado ese tiempo, lo mejor es cambiarla. Ojo, no te dejes ninguna luz conectada por descuido.

2. Aceite

  • ¿QUÉ PASA? Si no está en buen estado o, sobre todo, si no es adecuado para bajas temperaturas, puede llegar casi a congelarse y se vuelve mucho más denso.
  • ¿QUÉ HAGO? Es complicado que ocurra y muy difícil de detectar. Lo notarás porque al coche le costará arrancar más de lo habitual. El aceite circulará con dificultad por el circuito de lubricación. No aceleres fuerte, y deja el motor al menos cinco minutos a ralentí antes de iniciar la marcha. Sustituye el aceite por uno adecuado.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? Sí. Utiliza siempre el tipo de aceite que te indique el fabricante de tu coche en el manual de mantenimiento.Bateria

3. Anticongelante

  • ¿QUÉ PASA? El líquido refrigerante contiene poco anticongelante y, si las temperaturas son muy bajas -bajo cero-,se congela. Entonces, aumenta su volumen y revientan literalmente las partes internas del motor, manguitos… y la avería es cara.
  • ¿QUÉ HAGO? Llamar a una grúa. La avería es grave y no podrás arrancar.
  • SE PUEDE EVITAR? Sí. Sustituye el líquido, como mucho, cada tres años ó 60.000 km, y pide en cada revisión que comprueben que el sistema de refrigeración está en buen estado.

4. Puesta en marcha

  • ¿QUÉ PASA? Giras el contacto y el motor de arranque hace ruido… pero no arranca.
  • ¿QUÉ HAGO? Intenta arrancarlo; si no lo logras, hazlo mediante la técnica del empujón -deja el coche en punto muerto y con el contacto puesto. Mientras tú conduces, que otra persona lo empuje. Entonces, pisa el embrague, introduce la segunda velocidad y, a continuación, levanta con suavidad el pedal de embrague para que el motor se ponga en marcha. No lo repitas, pues puedes saturar al catalizador con gasolina sin quemar, algo que lo dañaría -cuesta unos 600 euros-.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? Se puede deber a un fallo de alimentación o encendido. Con un buen mantenimiento de estos sistemas no tiene por qué ocurrir.

5. Electrónica

  • ¿QUÉ PASA? El motor falla o no arranca: algún elemento electrónico -sensor, conexión…- se ha humedecido.
  • ¿QUÉ HAGO? Puede volver a la normalidad cuando se seque… pero ve al taller cuanto antes para que lo aíslen.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? No, pero lo mejor es que el coche duerma en garaje.PRIUS_PLUS_DET_10_DPL_2012

6. Sistema de desempañado

  • ¿QUÉ PASA? Uno de estos sistemas -el del parabrisas o el de la luna trasera- se averían, por lo que los cristales se empañan con mucha más facilidad e impiden una visión correcta -algo incómodo pero, sobre todo, muy inseguro-.
  • ¿QUÉ HAGO? Si se empañan los cristales, baja las ventanillas de vez en cuando para que entre aire, o emplea algún tipo de antivaho. Tendrás que repararlo en un taller.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? No.

7. Termostato

  • ¿QUÉ PASA? No funciona bien y el motor no alcanza su temperatura normal… o se calienta en exceso.
  • ¿QUÉ HAGO? Si se calienta -la aguja de la temperatura subirá más de lo normal-, detente de inmediato; si no alcanza su temperatura, podrás continuar… pero consumirá hasta un 20% más. En cualquier caso, acude al taller cuanto antes para sustituirlo.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? No… pero si cambias el termostato cada cinco años no debería fallar.

8. Juntas y carrocería

  • ¿QUÉ PASA? Las juntas de goma de las lunas, puertas… se endurecen y degradan por culpa de las bajas temperaturas y de la humedad. Esto provoca desajustes y roturas que acaban ocasionando filtraciones de agua. La carrocería, por su parte, puede deteriorarse a causa de la humedad que la corroe… y, dependiendo del lugar afectado, puede provocar también filtraciones de agua.
  • ¿QUÉ HAGO? Acudir a un taller de chapa para solucionarlo -sustituirán las piezas afectadas-. Eso sí, no es normal que ocurra en un modelo con menos de ocho o nueve años.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? Sí, aparcando el coche en lugares resguardados del frío intenso, la lluvia, la humedad…

9. Luces

  • ¿QUÉ PASA? En invierno, el alumbrado se utiliza más -como hay menos horas de luz, es si cabe más importante-. Así,las bombillas convencionales -no las de xenón- se funden con más facilidad. Los faros también se ensucian más por el barro.
  • ¿QUÉ HAGO? Sustitúyelas tú mismo.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? No.freno-de-estacionamiento

10. Freno de mano

  • ¿QUÉ PASA? Debido a las bajas temperaturas se forma escarcha, que puede hacer que las pastillas de freno queden literalmente pegadas al disco de freno.
  • ¿QUÉ HAGO? No es nada problemático. Intenta mover el coche jugando con el embrague, para que esa fuerza rompa la pequeña capa de escarcha.
  • ¿SE PUEDE EVITAR? No.

La elección de taller

automoviles-servicios

El cliente siempre debe tener el poder de decisión. El reglamento de posventa para los talleres prohíbe las conductas que limitan la libertad de elección del cliente de estas instalaciones. El precio final del arreglo puede variar hasta un 33 % dependiendo si se escoge un concesionario oficial u otro independiente. Ahora llega el momento en que usted elija cuál es la mejor opción.

La Comisión Europea aprobó una normativa de obligado cumplimiento que refuerza los mecanismos de protección ante quienes quieran restringir los derechos de los usuarios o de los propios servicios de reparación. Todo queda recogido en el Reglamento 461/2010.

Con su llegada, se  provoco un revuelo con el tema de las reparaciones en periodo de garantía, y las obligaciones y derechos de los clientes de los talleres. Pero, en realidad, todo es en beneficio del cliente.

Legalmente, sólo hay dos tipos de talleres: el oficial de la marca y el independiente, y dos situaciones para el vehículo: que esté en garantía o no.
El resultado es que el cliente puede llevar su vehículo a cualquier taller en cualquier momento de la vida útil del coche. La ley le ampara para ello.

taller-mecanico

La garantía no te obliga a ir al taller oficial
Si el coche está en periodo de garantía y sufre una avería, puede llevarse al servicio oficial gratuitamente (dependiendo de las coberturas), o a cualquier centro independiente abonando la factura. En el caso de las revisiones en periodo de garantía, el cliente tiene absoluta libertad para elegir dónde acudir.

Para vehículos que ya no están en garantía, la situación se mantiene. Cada uno elige. Pero la duda más común llega cuando el coche está cubierto, pero sufre un percance que no paga el fabricante.

En ese caso, el cliente no tiene que llevarlo necesariamente al servicio oficial, salvo que así lo prefiera. Por ir a otro taller, no se pierde la garantía nunca. Es decir: la garantía puede sellarse en cualquier taller.

Hoy en día la mayoría de los servicios de reparación no vinculados a ninguna marca de automóviles estamos preparados para hacer los mantenimientos, al contar con la formación y medios necesarios para afrontarlos.  

taller1

Recambios
Desde el 1 de junio de 2010, los fabricantes de coches tienen la obligación de suministrar a los talleres independientes todos sus recambios originales para cualquier reparación o tarea de mantenimiento de un vehículo. Esto implica que el acudir a un servicio no vinculado a una marca, ya sea un taller de barrio o una franquicia, no debería significar que los recambios que se ponen al vehículo sean diferentes de ningún modo a los de la concesión oficial.

El concepto de recambio original cambia. Ya no tienen por qué distinguirse visualmente de los `genéricos´.

Distinción y logotipos
Ahora bien, muchos usuarios se preguntan entonces por qué unos recambios tienen el logo de la marca y otros el de la empresa que los hace. El motivo es que, hasta ahora, algunos fabricantes de coches que pedían una partida de recambios a dichas empresas, ponían como condición que sólo apareciese su logo en el recambio, lo cual podía dar a entender que la calidad o idoneidad de otra pieza idéntica por fuera no podía ser exactamente la misma (cuando en realidad podían ser iguales).

 talleres

Utillajes y equipos
Otro problema resuelto con este reglamento es el de la disponibilidad por parte de los talleres independientes de utillajes, equipos de diagnóstico (principalmente de gestión de averías electrónicas) e información técnica que las marcas de coches tienen obligación de facilitar, cuando le es solicitado, tal y como hacen con los talleres oficiales.

Teniendo en cuenta estos cambios ya vigentes, el cliente puede decidir lo que le conviene en cada ocasión.

Todos los implicados parecen satisfechos con este reglamento. También los fabricantes con plantas en España, que a través de su patronal Anfac, lo califican de buen cambio. Hoy en día ya no se distinga entre servicios de reparación oficiales o independientes, sino entre talleres que son buenos o chapuceros”.

Ejemplo de elección de taller
¿Cuál es la diferencia de precio para una misma reparación entre la concesión oficial  y otro independiente?. Varios estudios de revistas especializadas coinciden que la diferencia entre el precio más alto y el más bajo ronda el 30 % en favor del Taller Independiente.

Los libros de mantenimiento con los tradicionales sellos del fabricante dejan de ser una obligación. El cliente decide en qué taller (oficial o independiente) quiere pasar la revisión

Lo que cada garantía comercial cubre, más allá de dichos defectos de fabricación, está en manos de la propia marca. En la mayoría de los casos, la garantía oficial suele cubrir cualquier tipo de avería que se produzca en el vehículo con recambios incluidos, con excepción de ruidos, vibraciones y consumibles (piezas de desgaste y mantenimiento), los cuales a veces están incluidos en dicha garantía, pero por un periodo de tiempo menor. Todas las concesiones están obligadas a atender a los vehículos de su propia marca, por lo que una reparación durante este periodo no puede rechazarse ni aplazarse. Las reparaciones tienen una garantía de tres meses o 2.000 kilómetros.