Higienización por Ozono

La defensa contra el Covid 19
A fecha de hoy las soluciones que se conocen frente al Covid 19 son defensivas: aislarnos, no exponer la piel ni las mucosas, buscar una vacuna a corto plazo que nos impida contagiarnos o un medicamento lo más eficaz posible una vez contagiados. La única opción ofensiva, es decir, aquella que intenta acabar activamente con el coronavirus antes del contagio, que maneja la O.M.S. frente al Covid-19 es la de desinfectar a base limpieza con productos algunos de base alcoholica, Amonio Cuaternario, Cloruros, Hipoclorito Sodico (lejia), todos ellos con alto porcentaje oxidante y desinfectante. Estos compuestos deben de administrarse de forma liquida o pulverizados pero con altas medidas de protección cuando son administrados en grandes cantidades, teniendo muy en cuenta que pueden reaccionar de forma muy peligrosa al mezclarse con otros compuestos que se consideran tambien desinfectantes. La mayoria conocemos las consecuencias de cuando se mezcla amoniaco y lejía, esto produce una reacción química que genera un gas llamado Cloramina (NH2Cl), que es altamente tóxico. Y cuando éste entra en contacto con nuestras membranas mucosas, se descompone para producir ácido clorhídrico, además de radicales libres.


Pero una de las ultimas soluciones que se están aplicando como novedosas a pesar de llevar décadas funcionando porque es mucho menos conocida, me estoy refiriendo a la desinfección con ozono. Según la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud), el ozono es el desinfectante más potente contra todo tipo de microorganismos. Su poder de desinfección es al menos, diez veces mayor que el del cloro, siendo eficaz en un 99% en la eliminación de los virus, pero también en la de bacterias, hongos, esporas, protozoos.
Otra de las principales ventajas es que es mucho menos corrosivo y contaminante que la desinfección con los componentes mencionados anteriormente. A esto debemos sumarle que es más rápido, necesitando menos tiempo de contacto con los microorganismos que otros desinfectantes para realizar la purificación, y actúa a una menor concentración.


¿Qué es el Ozono?
Para que te hagas una idea de su alcance, el ozono es utilizado con éxito para eliminar, entre otros muchos, incluso el virus del Ébola en aire.
El ozono es un constituyente natural del aire que respiramos. Es un gas azulado, compuesto por tres átomos de oxígeno (O3), altamente oxidante debido a la inestabilidad de su estructura molecular y tóxico a concentraciones elevadas. Puede tener efectos corrosivos sobre materiales y, a determinadas concentraciones, efectos irritantes sobre las mucosas de los seres vivos. Por esta razón debe ser administrado en medicina de forma experimentada, en lo que se refiere a la desinfección tiene que ser producido con aparatos totalmente homologados (CE) para este fin.


El Ozono esta compuesto por tres moleculas de Oxigeno pero con una alta inestabilidad en lo que a moléculas se refiere, por lo que al poco tiempo vuelve a su estado normal es decir O2, por explicarlo de forma rápida una vez administrado en un local, hogar o coche su efecto es inmediato pero se debe de respetar el tiempo recomendado por el fabricante para poder entrar en el recinto, estamos hablando de que en un recinto con gran tratamiento no es superior en el peor de los casos (sin nada de ventilación, sin actuación de rayos U.V.) a 20 o 30 minutos. En el caso de una vivienda debia de ser no más de 15 minutos y un vehículo de 5 a 10 minutos.


Como actua el Ozono como desinfectante
El ozono como ya hemos explicado es de los compuestos con mayor capacidad oxidante que se conoce, muy superior al cloro, lo que quiere decir que tiene mayor eficiencia biocida. De hecho, el ozono es por lo menos diez veces más potente que el cloro como desinfectante.
El ozono, formado por tres átomos de oxígeno O3, es uno de los más potentes oxidantes que se conocen, por lo que es capaz de eliminar, la mayoría de virus, también un amplío rango de otros microorganismos contaminantes presentes en el aire, sin olvidar la eficacia en hacer desaparecer los olores desagradables.


Según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. En informe de la OMS se detalla que, con concentraciones de ozono de 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados, pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.
Combiene recordar que el OZONO es un componente natural del aire limpio y seco, como también lo es el Nitrógeno, Oxígeno, Argón, etc.
El OZONO destruye por oxidación las bacterias, virus y gérmenes en general, convirtiendo los ambientes contaminados, en oxigenados, respirables y descontaminados.


En que cantidades y para que se puede emplear el Ozono
Las cantidades limites a administrar estan pautadas por O.M.S. pero en cualquiera de los casos estamos hablando de cantidades muy altas y durante largos poeriodos de tiempo, como ya he comentado es muy inestable y sus moleculas se desporenden en poco tiempo pasando a ser O2 y por tanto para nada perjudicial. Cualquier bactericida o desinfectante es menos eficaz y mucho más peligroso, todos conocemos los perjuicios del cloro en grandes cantidades y tan necesario en el uso diario del agua de boca y de uso ludico.


Sus usos no están limitados a exclusivamente un espacio concreto. Muestra de ello son, por ejemplo, los generadores de ozono destinados al tratamiento del agua. El tratamiento y desinfección del agua pueden ser utilizados para la potabilización, piscinas, balnearios y spas, aguas residuales, y un extenso etcétera que se extiende incluso a la alimentación.
Dentro de este último espacio, el agua ozonizada se utiliza tanto para limpiar los utensilios de cocina como para los propios alimentos, ya que al poseer un alto poder desinfectante y no contener productos químicos en la composición, resulta el aliado perfecto para terminar con los virus y bacterias que puedan estar presentes.
Un poco más alejado, pero aún dentro de este ámbito, el agua tratada con ozono también tiene cabida en el sector agrícola. Puesto que no deposita residuos químicos en la tierra y el ozono se descompone en oxígeno cuando ha cumplido su función desinfectante, resulta respetuoso con los cultivos y con el medio ambiente.


Que aplicación tiene en el mundo del mantenimiento del Automóvil
El ozono se ha puesto de moda tristemente a causa del Covid 19 pero no sólo es capaz de destruir virus, sino todo un extenso «catálogo» de mircooroganismos presentes en el aire, además de la aparición de malos olores que éstos acaban produciendo, ya que actúa sobre todos ellos a varios niveles a través de la oxidación directa de la pared celular o la despolimerización.


Un equipo generador de ozono es utilizable en todos los ambientes interiores como coches, minibús, autobús, caravanas, etc.
De rebote, se convierte ahora en un aliado esencial contra la lucha del Coronavirus, sin olvidar que también destruye otros microorganismos menos conocidos pero igualmente dañinos para las personas.
Con una concentración de ozono de entre 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.
También está totalmente demostrado que el ozono es al menos diez veces más potente que el cloro como desinfectante y según la OMS, es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. De hecho, el ozono viene siendo utilizado como biocida desde hace décadas, como así lo demuestran las fechas de los numerosos estudios que existen al respecto.
La aplicación de ozono en una zona concreta, de un espacio cerrado como un vehículo de servicio público, garantiza la desinfección de éste, así como la eliminación de olores desagradables, dejando un ambiente seguro, fresco y agradable.


Otros usos del Ozono en limpieza
Para desinfectar y esterilizar los QUIROFANOS, el OZONO, que produce el efecto deseado, AIRE FRESCO y PURIFICADO, (sin Bacterias, Virus, Gérmenes, Hongos); sin Residuos el OZONO después de actuar deja oxígeno, que aumenta la sensación de limpieza que debe imperar en los Hospitales. Además, No enmascara los olores, los elimina.
Desinfecciones de salas de espera y habitaciones de centros hospitalarios y geriatricos, reduciendo el tiempo de desinfección y el uso de productos quimicos, consiguendo rentabilizar tiempo y costes económicos.


Limpiezas de cocinas industriales y restauración, además del uso para eliminar olores en camaras frigoríficas de pequeñas y grandes dimensiones.

¿El ozono es cancerígeno?
NO. El ozono es únicamente un agente irritante (Xi), según la clasificación de su ficha toxicológica, Esta clasificación como agente irritante se refiere exclusivamente a sus concentraciones en aire, es decir, a los problemas derivados de su inhalación, que dependen de la concentración a la cual las personas están expuestas, así como del tiempo de dicha exposición.
De hecho, la normativa emitida por la OMS, en la que se basa el resto de la normativa, incluidos los límites de exposición profesional para agentes Químicos en España VLA (Valores Límite Ambientales), adoptados por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. (Ministerio de Empleo y Seguridad Social), recomiendan una concentración máxima de ozono en aire, para el público en general, de 0,05 ppm (0,1 mg/m3) en exposiciones diarias de 8 horas.
Por lo tanto, el ozono no es de ningún modo cancerígeno ni mutagénico ni está clasificado como tal.

INFORMACIÓN DGA SOBRE OZONO

ADAS ¿Que es y para que sirve?

Los vehículos modernos equipan cada vez más sistemas de asistencia a la conducción, que incrementan de forma notable la seguridad activa además de suponer un avance importante hacia una conducción completamente autónoma. Englobados bajo las siglas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems), estos sistemas van desde el frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, la detección de ángulo muerto o el sistema de detección de fatiga, a la alerta de cambio involuntario y de carril, el mantenimiento activo en el carril, la alerta de tráfico trasero cruzado o el reconocimiento de señales de tráfico principalmente.

Según DGT, si todos los automóviles llevaran sistemas ADAS, se reduciría el riesgo de siniestro en España un 60. En esta línea, hace un tiempo Pere Navarro, director de Tráfico, abogó por que el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA), el sistema de asistencia a la conducción que previene al conductor de exceder los límites de velocidad, acabe siendo obligatorio en los vehículos, aunque a mi modo de entender no creo que se implante al 100%.

Los dispositivos ADAS necesitan de sensores que vean todo lo que sucede alrededor del coche y recojan esa información, para luego actuar en consecuencia y ayudar al conductor a tomar decisiones con la mayor seguridad y rapidez posible. Solo la combinación de la información aportada por todos ellos (denominada fusión de sensores) por parte del ‘cerebro’ del automóvil, produce un reconocimiento fiable del entorno.

Cámaras

La inmensa mayoría de las cámaras de los sistemas ADAS están montadas en el parabrisas. Tienen la ventaja de adaptarse a diferentes tareas, reconocer colores y tener un amplio rango de 50 a 500 metros, y de hasta 180º; y las desventajas de ofrecer problemas de visión en condiciones climatológicas adversas o cuando están sucias, y de estar sujetas a ilusiones ópticas naturales. La cámara solo ‘entiende’ lo que ha sido previamente clasificado en su software y solo mide ángulos, todo lo demás es calculado.

Los sensores de vídeo más modernos son ‘estéreo’, con un rango de medición 3D de más de 50 metros. Estas cámaras registran los objetos especialmente, determinando su distancia, y reconocen espacios vacíos, gracias a diferentes algoritmos y el uso de la inteligencia artificial (IA). Con todo ello, son capaces de ofrecer un reconocimiento fiable de peatones, animales y objetos; y de leer letras y números en las señales de tráfico.

Cuando se sustituye un parabrisas, hay que desmontar las cámaras del cristal roto y montarlos en el nuevo. Una vez instalados, estos sistemas han de ser recalibrados para asegurar que funcionan con la máxima precisión y proporcionan la información correcta a los sistemas de seguridad (calibración ADAS).

Sensores de ultrasonidos

Son muy fiables para el reconocimiento del entorno más cercano (de hasta seis metros) y a bajas velocidades. Funcionan con la técnica del sonar (como los murciélagos), enviando impulsos ultrasónicos que rebotan en los obstáculos y cuyos ecos son analizados para obtener información. Se emplean, sobre todo, para los asistentes de parquin. Estos sensores ya utilizados desde hace tiempo y van montados en los paragolpes.

Sensor de radar

El radar sirve para localizar objetos estáticos y en movimiento. Funciona enviando ondas de radar, que rebotan en los objetos del entorno del vehículo. Midiendo la velocidad relativa y la distancia de los objetos con el efecto Doppler, el retraso de los cambios de frecuencia entre la señal emitida y la recibida, y la amplitud y la fase de las señales, se determina la velocidad relativa, distancia y posición de los objetos que se encuentran en los alrededores del automóvil.

El radar tiene un alcance de 300 metros y un rango de 360º. Sus ventajas son su fiabilidad, que no le influyen las inclemencias meteorológicas y que mide todos los valores relevantes en uno (ángulo, distancia, velocidad, parámetros del material), sin necesidad de cálculos. En el lado adverso, no reconoce colores y ofrece un reconocimiento limitado de las formas. Suele instalarse en la parrilla delantera del vehículo.

Sensores láser LIDAR

Es uno de los sistemas más importantes de ayuda a la conducción, (Light Detection and Ranging, detección de luz y rango, por sus siglas en inglés) y se trata del único sensor que mide con precisión en 3D (distancia, posición y altura), con un alcance de alrededor de 200 metros. Sus desventajas son su elevado precio, un alcance reducido en condiciones de niebla, lluvia o cuando está sucio, que no reconoce colores –aunque sí materiales- y que tienen unas estrictas restricciones al está regulados legalmente por seguridad ocular. Actualmente muy pocos automóviles tienen la opción de montar este sistema, que se irá popularizando a medida que los coches ofrezcan una conducción cada vez más automatizada. Si digo que es la cámara que lleva en el techo el coche de Google que graba por las calles todos sabemos a que me refiero.

 

 

 

Conoce tus derechos ante una disconformidad con la peritación

Recuerda que se puede elegir taller, discutir el peritaje y reclamar una indemnización justa.

Los conflictos entre talleres y aseguradoras son una constante diaria. Para que los talleres sean capaces de reaccionar ante una peritación con la que no estén de acuerdo y puedan hacer valer sus derechos, Cetraa ha iniciado una campaña recordatoria a sus asociados sobre los diferentes servicios que sus asociaciones ofrecen frente a las prácticas abusivas de las aseguradoras, como formación, información al usuario o servicio jurídico. Entérate de que hacer en caso de accidente de auto y como recibir una compensación en https://www.herrmanandherrman.com/espanol/accidentes-de-auto/ . Nuestros amigos del departamento legal se especializan en casos automotores con seguro inexistente… no pierdas esta oportunidad! Asimismo, recuerda los derechos de que disponen talleres y usuarios frente a las imposiciones de las compañías:

  • Derecho a la libre elección del taller.Hay que tener siempre presente que el cliente no culpable del siniestro puede escoger el taller reparador de su vehículo. El cliente culpable que esté asegurado con «daños propios» sí puede verse limitado, en función de lo que hubiera firmado en su póliza, a acudir a los talleres que designe su aseguradora. Este tipo de cláusulas en las pólizas son restrictivas y si no cumplen los requisitos legales pueden ser cláusulas abusivas.
  • Derecho a discutir el peritaje encargado por la aseguradora. El taller, que responde y garantiza la reparación realizada al vehículo, tiene los conocimientos técnicos y las herramientas -el presupuesto de reparación- para contrastar la peritación que encarga la aseguradora. Si el taller determina que la peritación o valoración es insuficiente -por ejemplo, cuando al cliente no culpable le ofrecen como indemnización el valor venal del vehículo en lugar del de mercado-, el cliente puede contratar un perito que contradiga la pericial encargada por la aseguradora; es lo que se conoce como «un perito de parte».
  • Derecho a reclamar una indemnización justa. Si el perjudicado por un siniestro sin culpa considera que la indemnización ofrecida por la aseguradora es insuficiente, tiene derecho a reclamar por escrito -aportando la pericial de parte y/o presupuesto del taller- y recibir una oferta motivada de indemnización por parte de la aseguradora del conductor responsable del siniestro en el plazo de 3 meses.

Si el perjudicado/asegurado por un siniestro con culpa considera que la indemnización ofrecida por su aseguradora es insuficiente, tiene derecho a que esta le pague el importe mínimo que considere en el plazo de 40 días, pero sin que se deba renunciar a reclamar el resto hasta alcanzar la indemnización que considera justa de acuerdo con lo pactado en la póliza.

Este derecho lo puede ejercitar el propio cliente o el taller mediante la cesión por parte del asegurado de su derecho de reclamación frente a la aseguradora. En este caso, el taller asume el coste de la reparación, el cual recuperará solo en caso de éxito de su demanda frente a la compañía.

Fuente Cetraa

¿Qué información nos aporta la nomenclatura de un neumático?

Los neumáticos suelen contener una serie de nomenclaturas y símbolos que proporcionan información sobre sus características: fabricante, índice de carga, fecha de fabricación… Lo cual es especialmente útil a la hora de adquirir un nuevo neumático o para garantizar su correcto mantenimiento.

Información del neumático:

Marca

En el neumático aparecerá indicado el nombre del fabricante.

Código del neumático

El código ISO métrico se compone de una serie de números y letras que aportan información precisa sobre las características del neumático.

 Ejemplo: P 205/55 R 16 102H

En el siguiente orden interpretaríamos el código del neumático:

  1. Una o varias letras que indican el tipo de vehículo al que se dirige el neumático

Letra “P”su presencia o la ausencia de cualquier letra significa que el neumático es para turismos.

Letras “LT”: neumático para camiones ligeros.

Letras “ST”neumáticos para tráiler especial.

Letra “T”uso temporal.

  1. Número de tres dígitos: anchura

Representa el ancho del neumático en milímetros. En el caso de los neumáticos estándar esta medida oscilará entre los 125 y los 335 milímetros.

  1. Número de dos dígitos: altura

Relación entre la altura y la anchura de la sección expresada como porcentaje. A menor porcentaje, más bajo será el neumático. Siguiendo el ejemplo, la altura sería el 55% del ancho total 205 mm.

  1. Estructura del neumático

B: cintas opuestas

D: diagonal

R: radial

Actualmente, la mayoría de los neumáticos presentan una estructura radial.

  1. Número de dos dígitos: diámetro

Diámetro del borde interior de la llanta expresado en pulgadas (una pulgada equivale a 25,4 mm). Se mide de borde a borde de la llanta en diagonal. Suele estar comprendido entre 10 y 23 pulgadas.

  1. Número de dos o tres dígitos: índice de carga

Este código da información sobre la carga máxima que puede ser soportada por el neumático con una presión determinada.

Índice de carga Carga (Kg) Índice de carga Carga (Kg) Índice de carga Carga (Kg)
65 290 80 450 95 690
66 300 81 462 96 710
67 307 82 475 97 730
68 315 83 487 98 750
69 325 84 500 99 775
70 335 85 515 100 800
71 345 86 530 101 825
72 355 87 545 102 850
73 365 88 560 103 875
74 375 89 580 104 900
75 387 90 600 105 925
76 400 91 615 106 950
77 412 92 630 107 975
78 425 93 650 108 1000
79 437 94 670 109 1030
  1. Una o dos letras o una letra y un número: índice de velocidad

Este código proporciona la velocidad máxima a la que puede circular el neumático.

Códigos de velocidad Velocidad máxima en km/h Códigos de velocidad Velocidad máxima en km/h
C 60 Q 160
D 65 R 170
E 70 S 180
F 80 T 190
G 90 U 200
J 100 H 210
K 110 VR >210
L 120 V 240
M 130 ZR >240
N 140 W 270
P 150 Y 300

Indicador de desgaste de la banda de rodadura (TWI)

Las letras “TWI” señalan la ubicación de los indicadores de desgaste de la banda de rodadura, que deberán ser controlados para garantizar que se respete la profundidad mínima legal (1,6 mm), aunque se recomienda sustituir los neumáticos antes de alcanzar ese límite.

Fecha de fabricación

Las cuatro últimas cifras de la marca DOT muestran la semana y el año de fabricación del neumático.

Otros datos

Indicadores de neumático de invierno: aparecerán marcados con las letras “M+S” y un logotipo con una montaña de tres picos que contiene un copo de nieve en su interior.

Indicadores de neumático reforzado: suelen estar marcados con los textos «Extra Load» (XL) o«Reforzado» (Reinf), aunque existen otros marcados posibles.

Fuente:GT Motive

Viajar seguro en Semana Santa

Se acercan las vacaciones de Semana Santa y con ellas el aumento de los desplazamientos, horas de conducción, retenciones de tráfico… y por tanto, una mayor exposición a factores de desgaste o avería.

Antes de disponerse a comenzar la operación salida es muy recomendable acudir al taller para garantizar nuestra seguridad y evitar posibles averías que puedan ensombrecer nuestras merecidas vacaciones. A continuación te contamos los puntos clave a revisar en el vehículo.

Neumáticos, frenos y amortiguadores

El funcionamiento de este grupo de elementos es fundamental para garantizar la seguridad en la conducción.

Neumáticos: se debe revisar su estado general, así como el equilibrado. Es necesario comprobar el nivel de desgaste (la profundidad mínima legal de los surcos es 1.6 mm), la apariencia del neumático (que no presente cortes, defectos, abolladuras, perforaciones o signos de desgaste inusual).  También es importante verificar que la presión sea la adecuada pues ésta afectará no solo al agarre de las ruedas, sino también a su vida útil y al consumo del vehículo.

Frenos: es fundamental comprobar el nivel del líquido de frenos y descartar la presencia de desgaste de discos y pastillas de frenos.

Amortiguadores y suspensión: unos amortiguadores en mal estado repercuten en la estabilidad del vehículo, aumentando el riesgo de perder el control del coche. El estado de los amortiguadores también puede contribuir al aumento de la distancia de frenado, así como a una mayor oscilación del alumbrado o a la respuesta de otros elementos del vehículo.

Luces

Es necesario comprobar que el reglaje de las luces sea el adecuado y que funcionen correctamente. Además, hay que tener en cuenta que el envejecimiento de las lámparas y ópticas impactará en la calidad de la iluminación.

Batería

Aunque, actualmente, existen baterías que no requieren mantenimiento, en aquellas que sí lo necesitan es necesario revisar el nivel de líquido. Por otra parte se deberá realizar una comprobación visual para observar el estado de los bornes (éstos deben estar limpios y no presentar anomalías como óxido), así como verificar que no salga líquido de la batería.

Niveles

Los siguientes líquidos son indispensables para garantizar el funcionamiento adecuado del motor y evitar que sufra daños o un desgaste excesivo de sus piezas.

Aceite: es importante revisar, con el motor en frío, que la cantidad sea la adecuada. Cuando hay retenciones y tráfico lento tiende a aumentar el consumo del aceite.

Anticongelante: verificar el nivel y descartar posibles fugas.

Aire acondicionado

Se debe examinar el filtro del habitáculo y el correcto funcionamiento del sistema, pues un fallo en este elemento afectará a la regulación de la temperatura en el interior del vehículo, comprometiendo no solo el confort, sino también la seguridad (conducir a altas temperaturas puede provocar somnolencia y pérdida de atención). Además, el aire acondicionado ayuda a evitar la condensación del cristal.

Otros elementos

Escobillas y líquido limpiaparabrisas, filtros, correas auxiliares, transmisiones, bujías… Una revisión completa del vehículo nos hará viajar más seguro y con mayores garantías.

Además del estado del vehículo, es necesario asegurarse que éste cuenta con los elementos obligatorios y otros que podrían ser de gran utilidad en caso de una eventual incidencia: la rueda de repuesto (también gato y llaves para poder reemplazarla), los dos triángulos de emergencia, chaleco reflectante…

Recuerda debes de cuidar tu coche.

 

Somos EuroTaller

Queridos clientes, amigos y seguidores, desde el uno de marzo de este año pertenecemos a la Red de Talleres más importante y mejor valorada de nuestro país. Pensamos que la integración en Eurotaller nos aportará todo lo necesario para poder día a día mejorar y dar mejor servicio a nuestros clientes. Siempre hemos dado prioridad a nuestra formación pero las nuevos avances en el sector de la automoción hacen que sea necesario estar adheridos a Eurotaller nos aporte todo lo necesario para intentar ser uno de los mejores Talleres Multimarca, puede sonar prepotente, pero no podemos perder el tren, hoy en día estar interconectados, el control remoto de las averías el Pass-Thru son una realidad. Pronto podremos realizar un seguimiento de la avería a distancia si es necesario. El siglo XXI ha llegado al automóvil a toda velocidad, cargado de novedades constantes y Automoción Miraflores está ahí para satisfacer las demandas de sus clientes.

A continuación comentamos algunos de los valores de Eurotaller

Eurotaller «Cuida el motor de tu vida».

EuroTaller es la Red de Talleres de los clientes contentos. La que más puntos de servicio pone a tu disposición en toda España. Con una decidida orientación a la excelencia, al trabajo bien hecho y el trato cercano. Para proporcionarte la mejor experiencia posible en el mantenimiento y reparación de tu vehículo.

Sea cual sea la marca de tu coche. Sea cual sea la naturaleza de la intervención: electromecánica, mecánica rápida o chapa y pintura. De toda confianza. Con garantía nacional. Y los medios técnicos más competitivos. Con el recambio original de las primeras marcas que montan los fabricantes de vehículos. Para que circules seguro. Para que tu coche minimice su impacto medioambiental. Y, sobre todo, para que nada estropee ese plan tuyo llamado vida.

Nos mueve la Excelencia. En Calidad y Servicio. Nuestra razón de ser es proporcionarte una experiencia de taller que colme y supere tus expectativas: nos gusta la sonrisa de los clientes contentos. Tu sonrisa.

Porque en tu coche llevas lo que más quieres. Porque en tu vehículo das grandes conciertos. O porque en tu coche conduces recuerdos. En definitiva, porque en tu coche vives grandes momentos y no queremos que nada los estropee. Por eso, EuroTaller “Cuida el motor de tu vida”.

Somos innovación y tecnología al servicio de tu movilidad. Un compromiso de servicio que se sustenta en la mejor competencia técnica del mercado. En la cualificación y formación continua y útil de los operarios y gerentes de la Red. En la productividad y eficiencia de la maquinaria de diagnosis y reparación utilizada. Y en la máxima calidad del recambio empleado en cada intervención.

Que te ofrecemos:

Garantía Nacional

Decir EuroTaller es decir Movilidad. Es decir “Garantía Nacional”. Para que nada estropee ese plan tuyo llamado vida. Y porque la verdadera avería es no poder hacer las cosas que más te gustan. Tienes nuestra palabra. Nuestro compromiso. El de nuestra “Garantía Nacional”. Que cubre todas las reparaciones y mantenimientos en cualquiera de nuestros 850 talleres de la Red.  Para que todo marche bien, EuroTaller “Cuida el motor de tu vida”.

Garantía de Origen

Más fácil y cómodo en el EUROTALLER más cercano, y sin perder la garantía de origen.

De acuerdo con la reglamentación europea, el mantenimiento y las reparaciones ahora también puedes hacerlas en EUROTALLER, sin perder la garantía de origen. Tráiganos su vehículo y disfrute de un servicio con todas las garantías.
Ver reglamentación europea 

Ventajas de EUROTALLER

Así de sencillo. Así de claro. Cualquiera que sea la marca del coche con la garantía en vigor del constructor, ahora EUROTALLER puede realizar todas las intervenciones necesarias, y usted conserva todos los beneficios de esa garantía.

  • Piezas originales en todas las reparaciones (con la misma calidad que las utilizadas durante el montaje del vehículo).
  • Personal formado y capacitado al máximo nivel.
  • Calidad profesional en cada intervención.
  • Garantía en la mano de obra.

Rapidez, eficacia, seguridad.

  • Presupuestos gratuitos sin compromiso.
  • Posibilidad de un coche de sustitución.
  • Posibilidad de Financiación en su reparación.

NUESTROS PROVEEDORES

EuroTaller, la Red líder de Talleres Multimarca, trabaja con los más importantes Fabricantes.

 

EuroTaller, cuestión de confianza.

 

 

Invierno ¿Cómo llevamos nuestro equipaje?

Bien para escaparte a la pista de esquí, bien para hacer algo de turismo rural, cualquier excusa es buena para romper con la monotonía de la semana.

Y para que no tengas que renunciar a ninguno de tus hobbies, recordamos  las mejores opciones que tenemos para transportar nuestro equipaje.

Antes de nada: ¿no te basta con el maletero?

Es el primer recurso. Es el espacio propio del interior del coche dedicado para el transporte de los objetos personales de los ocupantes. Aunque como su propio nombre indica, generalmente están diseñados para guardar maletas, y poco más. Las capacidades pueden estar entre los escasos 100 litros de un compacto urbano hasta los casi 2.000 litros de un gran monovolumen.

En muchos modelos, se pueden ganar unos cuantos litros extra abatiendo los asientos traseros. Así que si viajas solo o en pareja, comprueba que tu coche lo permite y consigue así más espacio para tus pertenencias.

Lo más básico: baca o barras de techo

A menos que dispongamos de un vehículo con un maletero realmente grande, lo más normal si practicamos deportes de invierno (u otros como el surf o el ciclismo) es que tengamos que tirar de barras de techo o bacas (éstas últimas son las tradicionales transversales). Son el elemento fundamental para utilizar otros accesorios de trasporte como portaesquíes o portabicicletas, así como si queremos llevar equipaje adicional, bien al aire o en un cofre.

Antes de adquirir cualquier tipo de barra y kit de instalación, debemos tener en cuenta qué tipo de techo tiene nuestro coche, pues dependiendo de la marca, modelo y versión podemos encontrarnos con railings, puntos de fijación, perfiles en T… Lo mejor en estos casos en consultar directamente con el vendedor.

Ten en cuenta que tanto las propias barras como por supuesto llevar equipaje en ellas afecta a la aerodinámica de nuestro coche y aumenta el consumo de combustible. Además existen unas reglas de circulación muy específicas: que los objetos vayan bien sujetos y no vayan sueltos o arrastrándose, que no sobresalgan a lo largo y a lo ancho de las dimensiones del vehículo, señalizarlo en caso contrario…

Cofres o baúles de techo

The functional roof box for all your needs.

Los más viajeros optarán por un cofre de techo, que nos podrán dar una capacidad de almacenaje extra de entre 300 y más de 600 litros y un máximo de 70 kilos, según modelo. Nuevamente lo mejor es consultar con un profesional en base a las características de nuestro vehículo y a nuestras propias necesidades, pues además podemos usar un baúl para guardar nuestros esquíes o combinarlo con otras opciones de transporte como un portabicicletas.

También podemos escoger entre cofres de lona, más fáciles de guardar pero más ruidosos, y los rígidos, más caros pero con mejor aerodinámica

Al igual que con el tema de la baca, aunque no existe en general límite de velocidad para circular con ellos, sí contamos con ciertas premisas que debemos seguir cuando viajamos con un cofre en el techo: ser prudentes con la velocidad, repartir bien el peso, anticiparte en las frenadas…

Cómo llevar nuestros esquíes y tablas de snowboard

 

Si somos practicantes habituales de deportes de invierno, lo más normal es que usemos portaesquíes para transportar nuestro equipo. Y en este caso contamos con más opciones para su transporte.

Lo más tradicional es usar un portaesquíes de techo acoplado a las barras o a la baca que ya llevamos en nuestro vehículo. Los podemos encontrar de diferentes materiales y con distintas formas de cierre, y con tamaños para tan sólo un par de esquíes o para varios pares si viajamos acompañados.

Una opción más cómoda, y preferente si no contamos con barras, son los portaesquíes magnéticos, que se acoplan directamente al techo de nuestro coche. En este caso tenemos que tener en cuenta que existen modelos con diferentes niveles de adherencia, y por tanto, con diferentes velocidades máximas recomendadas por los fabricantes (generalmente, desde 90 km/h).

También existen portaesquíes acoplables a la bola de remolque o a la rueda de repuesto trasera de los vehículos que lo monten (generalmente los 4×4 y SUV). Con ellos, podemos transportar varios pares de esquíes o tablas en posición vertical en la parte posterior de nuestro coche, por lo que el rozamiento con el aire será mucho menor y por lo tanto el consumo de combustible.

¿Y si queremos llevar nuestra bicicleta?

 

En caso de que queramos llevar con nosotros nuestra bicicleta (o incluso varias) también contamos con varias opciones. Lo más sencillo podría ser llevarla en el maletero, si contamos con uno con el espacio suficiente. Podemos elegir entre guardarla con las ruedas desmontadas o llevarlas sin desmontar abatiendo los asientos traseros, si la configuración de nuestro coche nos lo permite. En este caso, recuerda siempre llevar la bicicleta bien sujeta con cinchas, pues aunque la normativa no es clara en cuanto a sanciones, sí puede golpearnos con fuerza en caso de accidente.

Al igual que los esquíes, también podemos optar por llevar nuestra bicicleta en el techo. Existen diversos modelos de portabicicletas que se acoplan a las barras, aunque por lo general consisten en llevarlas de pie y sujetas tanto por el cuadro para que vayan bien firme, como por las ruedas para que no basculen. Por otro lado, aunque obviamente no podemos llevar una bicicleta guardada en un cofre, sí existen modelos de éstos que permiten espacio para llevar ambas cosas.

Por último, también podemos encontrar soluciones para llevar nuestra bicicleta en la parte trasera. Además de los que se acoplan a la bola del remolque o a la rueda de repuesto trasera, para aquellos vehículos que no cuentan con alguna de estas cosas también podemos contar con portabicicletas de portón que aprovechan el propio cierre de nuestro maletero. Es una de las opciones más cómodas y económicas, pero tendrás que tener en cuenta las consideraciones obvias de seguridad: no sobrepasar el ancho de nuestro vehículo, no tapar las luces ni la matrícula, etc.

La última solución: remolques

 

Es la opción más drástica, y obligatoria si realmente tenemos necesidades mayores de transporte (un animal de gran tamaño, una barca o incluso otro vehículo). Ten en cuenta que incluso con los modelos más pequeños, tipo carretilla abierta, cambian las reglas del juego totalmente, pues ya hemos pasado a dirigir un conjunto de vehículos: podremos tener que pasar la ITV, respetar una velocidad máxima de 80 km/h en autovía y 70 km/h en carreteras convencionales, e incluso obtener un permiso de conducir superior si superamos los 750 kilos de peso.

Es una opción que deberíamos evitar si podemos, aunque si realmente tenemos la necesidad de usar uno tampoco debería suponernos un mayor problema que planificarlo con mayor antelación. Una solución intermedia muy práctica es contar con un cofre trasero acoplado a la bola, que aunque más limitado de espacio, da más libertad pues no se considera remolque.

Bola extra: ¿y si tenemos mascota?

Lo primero que debemos tener claro es que nuestra mascota no es una mercancía que podemos transportar de cualquier manera, sino un miembro más de nuestra familia, con sus propias necesidades. Aunque obviamente no podemos llevarlo atado a un cinturón de seguridad sin más, como una persona adulta.

La forma de transportar un animal en nuestro coche depende principalmente de su tipología (si es un pájaro, irá obviamente en su jaula) pero también de su tamaño. De forma muy básica podemos decir que los gatos y los perros de pequeño tamaño deberán ir en un transportín, colocados en el suelo de los asientos traseros.

si nuestro can es de mayor tamaño, podemos optar por llevarlo en la parte trasera bien sujeto con arneses especiales al cinturón de seguridad; o en el maletero si éste es abierto (nunca jamás si es cerrado), separado con rejas o redes de la zona de los pasajeros y si es posible, también de las propias maletas.

En general, debemos conocer bien las reglas para viajar con nuestra mascota, pero también usar nuestro sentido común: nuestra mascota debe ir bien sujeta, pero también bien segura para que, en caso de cualquier eventualidad, sufra el menor daño posible.

Cómo poner las cadenas para la nieve

A continuación os explicamos cómo afrontar aquellas situaciones en las que la nieve nos sorprende y nos obliga a usar cadenas de nieve en nuestro coche, exponiéndonos con pasos sencillos, cómo hemos de colocarlas.

También nos recuerda que con ellas puestas no podemos superar los 50 km/h y que se han de retirar de forma inmediata cuando no hay nieve, de lo contrario, romperemos las cadenas y/o dañaremos los neumáticos.

Las cadenas de nieve nacieron hace 113 años con la finalidad de incrementar la tracción de las ruedas sobre firmes nevados o embarrados y dicho concepto no ha evolucionado con el paso de los años ya que, hoy día, seguimos usando aquéllos mismos dispositivos, junto con otros más evolucionados y cómodos de instalar como cadenas de tela y cadenas mixtas.

La colocación de las cadenas de nieve es una situación que suele producir cierto estrés al parecernos un proceso complejo que, sin embargo, no lo es tanto.

¿En qué ruedas se colocan las cadenas de nieve?

Las cadenas de nieve han de ser colocadas en las ruedas motrices de nuestro vehículo (si no sabemos cuáles son, debemos consultar el manual, allí vendrá debidamente explicado).

  • Si el coche es de tracción delantera, deberás colocarlas en las ruedas delanteras
  • Si el coche es de propulsión trasera, deberás colocarlas en las ruedas traseras
  • Si el coche dispone de tracción integral, debemos tener en cuenta que existe una amplia variedad de sistemas de tracción, por lo que lo más recomendable es consultar el manual del vehículo –donde aparece debidamente explicado– o bien ponerte en contacto con tu concesionario para que te asesoren sobre cómo proceder.

¿Cómo se colocan las cadenas de tela?

Las cadenas o fundas de tela son las más sencillas y rápidas de colocar.

Para instalar estas cadenas/fundas, tan sólo necesitas 8 minutos si sigues estos consejos:

Desenrolla las fundas de nailon, para comprobar que las montas en el sentido correcto.

  1. Coloca la funda, hazlo como si estuvieras vistiendo al neumático, para ello comenzarás por la parte superior, acoplando debidamente el tejido a la banda de rodadura y flancos del neumático, después estirarás la misma por toda la superficie de la rueda.
  2. Suelta freno, cuando hayamos completado el punto 3, soltaremos freno de mano para que avance unos centímetros, de esta manera la funda será pisada por la rueda y podrás completar el montaje de la funda de nailon, tirando de ella hasta cubrir la totalidad del neumático.
  3. Colocación concéntrica de la rueda, aunque pueda parecer que la funda no está concéntrica a la rueda, lo único que debemos hacer es iniciar la marcha para que ella sola se reajuste.

IMPORTANTE:

  • Estas cadenas/fundas de nieve deben quitarse en el preciso instante que no haya nieve, de lo contrario, en apenas 500 m de circulación sin nieve, estas se habrán roto.
  • Después de cada uso, deben ser lavadas siguiendo las indicaciones del fabricante.

¿Cómo se ponen las cadenas de nieve clásicas?

Las cadenas de nieve clásicas son las que más tiempo necesitan para ser colocadas
Para instalar estas cadenas, necesitamos alrededor de 20 minutos siguiendo estos consejos:

Su bajo precio, es de lo más atractivo, estas son las cadenas que nacieron hace 113 años y que todavía seguimos usando. El montaje resulta más complicado y engorroso respecto a las cadenas más modernas.

  1. Estirarlas sobre el suelo, de esta manera nos aseguramos que la cadena no está enrollada en cualquiera de sus tramos.
  2. Estirar el cable de acero. Esta es la parte más incómoda ya que has de estirar el cable de acero detrás de la rueda y enganchar dicho mecanismo; no podrás evitar ensuciarte las manos.
  3. Seguir estirando la cadena sobre la banda de rodadura del neumático. Una vez realizado, debes desplazar el vehículo unos centímetros para que la rueda ‘pise’ sobre los eslabones y termina de cubrir la rueda con la cadena.
  4. Enlaza los enganches con los tensores. Aunque no lo parezca, resulta intuitivo saber que va con qué, ya que, una vez que la cadena esté colocada correctamente, sólo habrá una forma de que encajen todos a la vez.
  5. Este es el aspecto de la rueda con la cadena montada, estas cadenas al contar con tensores automáticos se ajustarán a la rueda en cuanto se inicie la marcha, aunque conviene recorrer unos 25 m y bajarse del vehículo para volver a tensar, si fuera necesario, antes de continuar con la marcha.

IMPORTANTE:

  • Estas cadenas de nieve tienen el inconveniente de arañar las llantas con facilidad.

Cadenas de nieve mixtas

Las cadenas de nieve mixtas precisan de poco tiempo para ser colocadas
Para instalar estas cadenas, necesitamos alrededor de 12 minutos siguiendo estos consejos

Estas cadenas combinan la facilidad del montaje de las cadenas/fundas de nailon con la eficacia de las cadenas de nieve clásica (con eslabones).

  1. Estirar las cadenas sobre el suelo, de esta manera comprobaremos que no se ha formado nudos. Estas cadenas tienen eslabones para la banda de rodadura, la parte que viste los neumáticos son de nailon y la parte que cubre la llanta es de material textil.
  2. Coloca el aro de nailon por detrás de la rueda, una vez realizado se deberá ir extendiendo el resto de la cadena por toda la banda de rodadura del neumático.
  3. Desliza el coche unos centímetros, de esta manera la cadena se situará sobre los eslabones y permitirá que puedas terminar de estirar la cadena sobre la rueda.
  4. Si la parte textil no queda totalmente centrada, debemos circular unos metros para que se ajuste sola, una vez comprobada su debida colocación, iniciaremos la marcha.

RECUERDA:

  • Debemos retirar las cadenas cuando no haya nieve en la carretera, de lo contrario, los eslabones de estas cadenas que son especialmente agresivos con la goma del neumático, terminarán por dañarlos.

 

Los puntos obligatorios a revisar antes de afrontar un viaje en invierno

 

Los consejos de invierno para el coche se repiten año tras año, pero justamente cada año el mal tiempo del invierno saca de la carretera a muchos conductores y sus respectivos coches. Para evitar que esta época del año te pase factura, conviene recordar estos puntos de revisión que protegerán tu coche en invierno.

  1. Revisa la batería (y cámbiala si es necesario)     Con los cambios bruscos de temperatura, especialmente con el frío, la vida de la batería puede verse afectada. Más aún, con los consumidores eléctricos que montan los vehículos actuales, que prácticamente no dejan de demandar energía en ningún momento.

    Por eso es importante revisar el estado de la batería en los talleres disponemos de máquinas que no diagnostican el estado de la misma. Una batería debe de ser comprobada con herramientas especificas, puede estar bien de voltaje pero tener poco capacidad de almacenamiento, como ocurre con los móviles, por lo que dispondremos de poca potencia de arranque, además la densidad de la misma se merma mucho con temperaturas bajas.

     

     

  2. Comprueba los niveles de líquidos del coche: refrigerante, aceite, lavaparabrisas y frenos

 

Realiza estas mediciones con el motor frío y suelo llano

El líquido refrigerante tiene que estar entre las marcas de máximo y mínimo, igual que ocurre con el nivel del líquido de frenos. Si te toca rellenar líquido refrigerante, espera a que el motor esté frío. Si alguno de los dos niveles se ve demasiado bajo, no te conformes con rellenar el líquido, puesto que en principio esos niveles deberían mantenerse mínimamente estables. Además, en el caso de los frenos es recomendable sustituir el líquido y evitar así mezclas.

Para medir el nivel de aceite, extrae la varilla, límpiala con un trapo e insertala de nuevo en su orificio. Al extraerla de nuevo verás por dónde está llegando el aceite, entre las marcas de máximo y mínimo de la varilla. Si debes añadir aceite, abre el tapón y echa aceite lubricante del mismo tipo que lleva tu motor, según marque el manual de instrucciones.

En cuanto al líquido lavaparabrisas, no hay nivel que medir. Simplemente echa líquido en el depósito hasta que llegue al cuello, antes del tapón. Es más recomendable usar un lavaparabrisas comercial, basado en etilenglicol, aunque sea de marca blanca, que una simple mezcla de agua y detergente, ya que el etilenglicol es un dio que, como hace el alcohol, se evapora fácilmente al rociar el parabrisas. De esta manera no se compromete tanto la visibilidad durante la conducción como lo hace una simple base acuosa.

  1. Examina los limpiaparabrisas

Unas escobillas de limpiaparabrisas que no limpian el cristal, que hacen un ruido exagerado en mojado o que dejan cerco por donde pasan son unas escobillas que están pidiendo la jubilación a gritos. Si además presentan rotura en el filo de goma, olvídate. Cámbialas inmediatamente. Y, cuando tengas las escobillas nuevas montadas, evita usar el limpiaparabrisas en seco o cuando el cristal esté cubierto de hielo. Te durarán mucho más.

  1. Inspecciona los neumáticos

Revisar los neumáticos en invierno es vital para garantizar la adherencia del vehículo al asfalto y para evitar, en lo posible, pérdidas de control debido a un mal estado de las cubiertas. Controla en frío la presión de inflado, verifica que la profundidad del dibujo o escultura de la banda de rodadura no sea inferior a 3 milímetros (un valor de seguridad muy superior a los mínimos 1,6 milímetros exigibles por ley) y supervisa que la goma no presenta cortes o deformaciones.

Si en cualquier época del año esta es una actividad cotidiana, en invierno cobra mayor importancia, debido a las mayores exigencias a que se ven sometidos los neumáticos en la carretera.

  1. Considera comprar un juego de neumáticos de invierno o unas cadenas para la nieve

Los neumáticos de invierno no sólo son un aliado contra la nieve o el hielo, sino que incluso bajo el sol demuestran un mejor comportamiento frente a los neumáticos de verano, cuando las temperaturas son inferiores a 7 ºC.

Si no es el caso en tu zona porque las temperaturas no son tan bajas por lo general, pero igualmente vives en un lugar donde existe riesgo de nevadas aunque sea de forma esporádica considera comprar unas cadenas y aprende a montarlas de forma anticipada, sobre suelo seco y en buenas condiciones de tiempo, siguiendo las indicaciones del fabricante. En el peor de los casos, se pasarán el invierno metidas en el maletero, pero siempre a punto por si te hacen falta.

  1. Revisa el sistema de alumbrado

En cuanto a las luces del coche en invierno, vale lo dicho sobre los neumáticos. Son importantes durante todo el año, pero en invierno son cruciales ya que tenemos menos horas de luz natural, así que asegúrate de que funcionan todas.

No dudes en cambiar dos bombillas de un mismo tipo, por ejemplo las correspondientes a la luz de cruce, cuando se funda la primera. Al fin y al cabo, la misma antigüedad tiene la lámpara de la derecha que la lámpara de la izquierda. Y si tu coche es de esos que odiamos los mecánicos porque para cambiar una bombilla hay que desmontar medio coche, razón de más para que aproveches la visita a tu taller de confianza. También aprovecha el viaje al taller si por cualquier causa sospechas que los haces de luz no están correctamente alineados, y así evitarás deslumbrar a los demás, ver a menor distancia de lo que corresponde… o ambas a la vez.

  1. Comprueba el sistema de frenado

Observa la zona del depósito del líquido de frenos, así como los conductos que salen de él. Si el material está reseco, esto puede ser indicativo de que es necesario cambiarlos. Si ves líquido por debajo o en la zona de las ruedas, es posible que tu coche esté perdiendo líquido de frenos.

Tanto las pastillas como los discos de los frenos sufren desgaste con el uso. Analiza ese desgaste con la ayuda de una linterna, prestando atención a la superficie de los discos, y aprovecha para verificar que no existen desperfectos o suciedad excesiva en ellos. En caso de duda, o si notas frenadas irregulares o tactos extraños al presionar el pedal, acude al taller para que realicen una revisión completa del sistema.

  1. Revisa el botiquín

Un botiquín para coche debe contener:

  • gasas esterilizadas,
  • vendas elásticas,
  • guantes de vinilo,
  • alcohol o agua oxigenada,
  • tijeras,
  • pinzas,
  • imperdibles,
  • esparadrapo,
  • algodón y apósitos, conocidos popularmente como tiritas.

En invierno conviene llevar a bordo del coche:

Siempre debes de llevar un cargador de teléfono móvil y el depósito de combustible lo mas lleno posible.

  • rascador de hielo para el parabrisas,
  • manta térmica, útil para auxiliar heridos y por si realizas operaciones en condiciones adversas tales como montar cadenas sobre la nieve,
  • guantes de goma, por si tienes que montar cadenas o quitar nieve,
  • linterna, y pilas de repuesto o bien una linterna de dinamo.
  • agua y algún alimento energético (barritas de cereales o frutos secos).
  1. Prepara el coche para pasar la noche en la calle

Pasar el invierno en la calle es algo que no le sienta bien a nadie. Pero como no todo el mundo tiene a su disposición un lugar a cubierto donde guardar su vehículo, conviene preparar el coche para pasar la noche en la calle.

Lo que sí se recomienda es lavar el coche con mayor frecuencia en invierno, sobre todo si ha nevado y en tu municipio se ha utilizado sal para el asfalto. Por otra parte, si en tu zona hiela intenta que las escobillas no queden en contacto con el parabrisas durante la noche, por ejemplo colocando una sábana que cubra el cristal y los retrovisores, dejando por encima los limpiaparabrisas.

Evita circular con el coche  sin tener visibilidad suficiente.

Arrancar el coche en invierno un poco antes de lo normal es un remedio que quizá no sea muy ecológico, pero nos puede ayudar a mejorar la seguridad. Antes de emprender la marcha, pon en marcha el motor para que se vaya calentando y así conseguir que funcione la calefacción o el climatizador, que utilizarás para desempañar los cristales del coche.

Por otra parte, si se ha helado el parabrisas y la capa de hielo es gruesa, mientras esperas a que la calefacción haga su efecto con el desempañado de cristales puedes rociar el parabrisas por su cara exterior con simple alcohol etílico (alcohol de botiquín) y de esta manera el hielo se descongelará con mayor facilidad.

  1. Todo a punto antes de salir con frío y mal tiempo

Es importante que con mal tiempo te plantees los desplazamientos de un modo más preventivo que de costumbre. Así, se recomienda llevar el depósito de carburante lleno siempre que sea posible, ropa de abrigo preparada e incluso el cargador del móvil a punto por si surgiera cualquier imprevisto.

Presta atención a la información de carreteras que en España suministran organismos como DGT, RACC y otros a través de la radio, y planifica tus viajes dejando un mayor margen de tiempo por si sucede cualquier contingencia.

Una vez en ruta, permanece atento a la carretera y no te agobies con la hora de llegada. Mantén la tranquilidad en todo momento. Si el tiempo empeora, evita pasar puertos de montaña de noche, no improvises rutas que no conoces y no te adentres por carreteras menos transitadas, en previsión de cualquier problema que pueda surgir.

Y piensa, que lo importante es llegar.

Como conducir con nieve, hielo o lluvia en invierno

Los factores climatológicos comprometen el agarre y la estabilidad del vehículo

¿Conduce usted igual de noche que de día? ¿Cuando llueve o en un día soleado? ¿En verano o en invierno? No debería. Durante el invierno es importante recordar unas sencillas pautas de obligado cumplimiento para garantizar su seguridad y la de los que comparten la vía.

Una de las claves al volante, especialmente con mal tiempo, es la suavidad. Cuanto más fino vaya, más cómodo estarán los ocupantes, y menos riesgo de sufrir un accidente. Y es que el hielo y el agua (y el propio frío) hacen que el coche pueda resbalar y salirse de la calzada. Además, se necesitan más metros para parar el vehículo. En verano, a 120 km/h detener completamente un automóvil exige 105 metros; mientras que sobre mojado serían entorno a 150 y con nieve unos 300. Por ello compruebe siempre el estado de su coche. En esta época, sobre todo ruedas, frenos, limpiaparabrisas y luces.

Respecto a los frenos hay que tener en cuenta que no solo deben estar en condiciones adecuadas antes de iniciar la marcha. También debemos acordarnos de secarlos cada vez que pasemos por un charco o balsa de agua. Es fácil, lo habrá hecho miles de veces después de lavar el coche. Pise lenta y profundamente el pedal de freno hasta el fondo. Si lo hace durante la marcha, no olvide mirar por los espejos que no tiene ningún otro vehículo pegado y hágalo siempre con mucho cuidado. Dos o tres pequeñas frenadas le asegurarán que las pastillas se sequen, por la fricción, y recuperen todo su agarre.

Otro detalle es no accionar el pedal sobre las marcas de la carretera. Si es ciclista o motero ya le habrán dado algún disgusto. Los pasos de cebra, la propia raya de separación de los carriles son muy resbaladizos si están mojados. Evite iniciar la frenada sobre la pintura. Si no tiene ABS sea todavía más cuidadoso.

Eso sí, estas líneas son su mejor medida de seguridad con niebla. Encienda las luces antiniebla, reduzca la velocidad y úselas como referencia, tanto la del centro como la que marca el borde de la carretera.

Además de la suavidad, una máxima es la distancia. Que corra el aire. Dese margen para reaccionar. En invierno la visibilidad es menor, nubes, niebla, menos horas de luz, nieve… todo cuesta más; hasta detenerse. Así que lleve las luces de cruce encendidas todo el día. Ayude a que los demás le vean, incluso de día.

Para que sea usted el que ve bien, el truco está en mantener el parabrisas limpio. Normalmente si orienta la salida de aire acondicionado hacia la luna delantera solucionará el problema. El compresor de los climatizadores modernos les permite hacerlo con la calefacción en marcha. Sin embargo, algunos dispositivos no funcionan cuando en la calle hay menos de 4 grados así que mejor tener limpio el cristal.

La propia DGT, hace años, recomendaba frotar una patata en el vidrio para evitar que se empañara. Si quiere probarlo… También hablaba de echar refresco de cola en los limpias para que el plástico estuviera más dúctil. La botica de la abuela.

Finalmente, aunque parezca contradictorio con lo anterior, sus manos deben ser firmes. Controle el vehículo con suavidad pero agarre el volante con firmeza. Si el coche hace algo que no es lo previsto, deberá domarlo. También es recomendable, si tiene tiempo y los fondos necesarios, realizar algún curso de perfeccionamiento en condiciones extremas. Los clubes de automovilistas y algunas marcas convocan periódicamente estas jornadas. Aprender a controlar un derrape, y saber cómo mantener la calma, puede marcar una gran diferencia.