Higienización por Ozono

La defensa contra el Covid 19
A fecha de hoy las soluciones que se conocen frente al Covid 19 son defensivas: aislarnos, no exponer la piel ni las mucosas, buscar una vacuna a corto plazo que nos impida contagiarnos o un medicamento lo más eficaz posible una vez contagiados. La única opción ofensiva, es decir, aquella que intenta acabar activamente con el coronavirus antes del contagio, que maneja la O.M.S. frente al Covid-19 es la de desinfectar a base limpieza con productos algunos de base alcoholica, Amonio Cuaternario, Cloruros, Hipoclorito Sodico (lejia), todos ellos con alto porcentaje oxidante y desinfectante. Estos compuestos deben de administrarse de forma liquida o pulverizados pero con altas medidas de protección cuando son administrados en grandes cantidades, teniendo muy en cuenta que pueden reaccionar de forma muy peligrosa al mezclarse con otros compuestos que se consideran tambien desinfectantes. La mayoria conocemos las consecuencias de cuando se mezcla amoniaco y lejía, esto produce una reacción química que genera un gas llamado Cloramina (NH2Cl), que es altamente tóxico. Y cuando éste entra en contacto con nuestras membranas mucosas, se descompone para producir ácido clorhídrico, además de radicales libres.


Pero una de las ultimas soluciones que se están aplicando como novedosas a pesar de llevar décadas funcionando porque es mucho menos conocida, me estoy refiriendo a la desinfección con ozono. Según la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud), el ozono es el desinfectante más potente contra todo tipo de microorganismos. Su poder de desinfección es al menos, diez veces mayor que el del cloro, siendo eficaz en un 99% en la eliminación de los virus, pero también en la de bacterias, hongos, esporas, protozoos.
Otra de las principales ventajas es que es mucho menos corrosivo y contaminante que la desinfección con los componentes mencionados anteriormente. A esto debemos sumarle que es más rápido, necesitando menos tiempo de contacto con los microorganismos que otros desinfectantes para realizar la purificación, y actúa a una menor concentración.


¿Qué es el Ozono?
Para que te hagas una idea de su alcance, el ozono es utilizado con éxito para eliminar, entre otros muchos, incluso el virus del Ébola en aire.
El ozono es un constituyente natural del aire que respiramos. Es un gas azulado, compuesto por tres átomos de oxígeno (O3), altamente oxidante debido a la inestabilidad de su estructura molecular y tóxico a concentraciones elevadas. Puede tener efectos corrosivos sobre materiales y, a determinadas concentraciones, efectos irritantes sobre las mucosas de los seres vivos. Por esta razón debe ser administrado en medicina de forma experimentada, en lo que se refiere a la desinfección tiene que ser producido con aparatos totalmente homologados (CE) para este fin.


El Ozono esta compuesto por tres moleculas de Oxigeno pero con una alta inestabilidad en lo que a moléculas se refiere, por lo que al poco tiempo vuelve a su estado normal es decir O2, por explicarlo de forma rápida una vez administrado en un local, hogar o coche su efecto es inmediato pero se debe de respetar el tiempo recomendado por el fabricante para poder entrar en el recinto, estamos hablando de que en un recinto con gran tratamiento no es superior en el peor de los casos (sin nada de ventilación, sin actuación de rayos U.V.) a 20 o 30 minutos. En el caso de una vivienda debia de ser no más de 15 minutos y un vehículo de 5 a 10 minutos.


Como actua el Ozono como desinfectante
El ozono como ya hemos explicado es de los compuestos con mayor capacidad oxidante que se conoce, muy superior al cloro, lo que quiere decir que tiene mayor eficiencia biocida. De hecho, el ozono es por lo menos diez veces más potente que el cloro como desinfectante.
El ozono, formado por tres átomos de oxígeno O3, es uno de los más potentes oxidantes que se conocen, por lo que es capaz de eliminar, la mayoría de virus, también un amplío rango de otros microorganismos contaminantes presentes en el aire, sin olvidar la eficacia en hacer desaparecer los olores desagradables.


Según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. En informe de la OMS se detalla que, con concentraciones de ozono de 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados, pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.
Combiene recordar que el OZONO es un componente natural del aire limpio y seco, como también lo es el Nitrógeno, Oxígeno, Argón, etc.
El OZONO destruye por oxidación las bacterias, virus y gérmenes en general, convirtiendo los ambientes contaminados, en oxigenados, respirables y descontaminados.


En que cantidades y para que se puede emplear el Ozono
Las cantidades limites a administrar estan pautadas por O.M.S. pero en cualquiera de los casos estamos hablando de cantidades muy altas y durante largos poeriodos de tiempo, como ya he comentado es muy inestable y sus moleculas se desporenden en poco tiempo pasando a ser O2 y por tanto para nada perjudicial. Cualquier bactericida o desinfectante es menos eficaz y mucho más peligroso, todos conocemos los perjuicios del cloro en grandes cantidades y tan necesario en el uso diario del agua de boca y de uso ludico.


Sus usos no están limitados a exclusivamente un espacio concreto. Muestra de ello son, por ejemplo, los generadores de ozono destinados al tratamiento del agua. El tratamiento y desinfección del agua pueden ser utilizados para la potabilización, piscinas, balnearios y spas, aguas residuales, y un extenso etcétera que se extiende incluso a la alimentación.
Dentro de este último espacio, el agua ozonizada se utiliza tanto para limpiar los utensilios de cocina como para los propios alimentos, ya que al poseer un alto poder desinfectante y no contener productos químicos en la composición, resulta el aliado perfecto para terminar con los virus y bacterias que puedan estar presentes.
Un poco más alejado, pero aún dentro de este ámbito, el agua tratada con ozono también tiene cabida en el sector agrícola. Puesto que no deposita residuos químicos en la tierra y el ozono se descompone en oxígeno cuando ha cumplido su función desinfectante, resulta respetuoso con los cultivos y con el medio ambiente.


Que aplicación tiene en el mundo del mantenimiento del Automóvil
El ozono se ha puesto de moda tristemente a causa del Covid 19 pero no sólo es capaz de destruir virus, sino todo un extenso «catálogo» de mircooroganismos presentes en el aire, además de la aparición de malos olores que éstos acaban produciendo, ya que actúa sobre todos ellos a varios niveles a través de la oxidación directa de la pared celular o la despolimerización.


Un equipo generador de ozono es utilizable en todos los ambientes interiores como coches, minibús, autobús, caravanas, etc.
De rebote, se convierte ahora en un aliado esencial contra la lucha del Coronavirus, sin olvidar que también destruye otros microorganismos menos conocidos pero igualmente dañinos para las personas.
Con una concentración de ozono de entre 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.
También está totalmente demostrado que el ozono es al menos diez veces más potente que el cloro como desinfectante y según la OMS, es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. De hecho, el ozono viene siendo utilizado como biocida desde hace décadas, como así lo demuestran las fechas de los numerosos estudios que existen al respecto.
La aplicación de ozono en una zona concreta, de un espacio cerrado como un vehículo de servicio público, garantiza la desinfección de éste, así como la eliminación de olores desagradables, dejando un ambiente seguro, fresco y agradable.


Otros usos del Ozono en limpieza
Para desinfectar y esterilizar los QUIROFANOS, el OZONO, que produce el efecto deseado, AIRE FRESCO y PURIFICADO, (sin Bacterias, Virus, Gérmenes, Hongos); sin Residuos el OZONO después de actuar deja oxígeno, que aumenta la sensación de limpieza que debe imperar en los Hospitales. Además, No enmascara los olores, los elimina.
Desinfecciones de salas de espera y habitaciones de centros hospitalarios y geriatricos, reduciendo el tiempo de desinfección y el uso de productos quimicos, consiguendo rentabilizar tiempo y costes económicos.


Limpiezas de cocinas industriales y restauración, además del uso para eliminar olores en camaras frigoríficas de pequeñas y grandes dimensiones.

¿El ozono es cancerígeno?
NO. El ozono es únicamente un agente irritante (Xi), según la clasificación de su ficha toxicológica, Esta clasificación como agente irritante se refiere exclusivamente a sus concentraciones en aire, es decir, a los problemas derivados de su inhalación, que dependen de la concentración a la cual las personas están expuestas, así como del tiempo de dicha exposición.
De hecho, la normativa emitida por la OMS, en la que se basa el resto de la normativa, incluidos los límites de exposición profesional para agentes Químicos en España VLA (Valores Límite Ambientales), adoptados por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. (Ministerio de Empleo y Seguridad Social), recomiendan una concentración máxima de ozono en aire, para el público en general, de 0,05 ppm (0,1 mg/m3) en exposiciones diarias de 8 horas.
Por lo tanto, el ozono no es de ningún modo cancerígeno ni mutagénico ni está clasificado como tal.

INFORMACIÓN DGA SOBRE OZONO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *